El milagro de Les Coves

El milagro de Les Coves

El risco de La Morería, en Les Coves de Vinromà, es un sitio impresionante, una magnífica atalaya sobre el río de las Cuevas y gran parte de los paisajes circundantes, que tiene fuertes connotaciones históricas y culturales desde los primeros pobladores. Testigos de su paso son las pinturas rupestres en uno de los abrigos del risco y los restos de viviendas de los moriscos, de donde le viene el nombre popular.
Pero sobre todo, La Morería ha quedado en la memoria colectiva por el llamado Milagro de Les Coves en la Cueva de la Campana.

Milagro de les Coves de Vinromà Comunidad Valenciana Castellón turismo familiar

Dicen las crónicas que en esta cueva, a finales de 1947, se le apareció la Virgen a una niña de 10 años, llamada Raquel, y le dijo que volvería el 1 de diciembre y que, como señal, convertiría el día en noche a las 3 de la tarde, y habría más milagros.
La noticia que se quería mantener en secreto, corrió como la pólvora, difundiéndose por todas las comarcas y creando la ilusión colectiva de curaciones como ya se decía que había en otros lugares santos, como Lourdes o Fátima.
La víspera de la fecha prevista acudieron gentes de todas partes, a pie y en todo tipo de vehículos, en una romería que según cuentan congregó a unas 300.000 personas.
Devotos, enfermos y acompañantes llenaron los alrededores, acampando y amontonándose por las vertientes de la montaña y las orillas del río, esperando con ansiedad la aparición milagrosa, mientras la niña rezaba al pie de la Cueva. Muchos fueron los que bebían el agua del río creyéndola milagrosa; un agua proveniente de desagües y donde también la gente se bañaba y curaba las heridas.
Pero a la hora prevista no ocurrió nada de nada, más que un frío espantoso, y ante la desesperanza y frustración de los miles de personas y lo que pudieran provocar, se dio orden a la Guardia Civil para que prohibiera el acceso a la Cueva de la Campana. Con todo esto, parece que el verdadero milagro fue que no pasara ninguna desgracia, ni se propagara ninguna epidemia.
Aunque aquel día en La Morería no hubo ningún hecho extraordinario, se empezaron a difundir presuntos milagros. Decía el ABC el 2 de diciembre: Los fenómenos anunciados repetidamente por la citada niña días pasados no se han producido. Se asegura que han ocurrido varios fenómenos de curación aparente, que están bajo control de varios médicos dirigidos por el Jefe Provincial de Sanidad. Dichos fenómenos han sido: un ciego que ha recuperado la vista, un enfermo de tuberculosis ósea que se siente bien y un mudo que ya habla. Días después fueron desmentidos por la prensa, pero durante meses mucha gente seguía acudiendo al pie de la cueva esperando curación.
La Iglesia dijo que eran todo imaginaciones de la niña, influenciada seguramente por haber visto la película La Canción de Bernardette basada en el milagro de Lourdes, pero el caso es que después del incidente Raquel y su familia desaparecieron del pueblo y durante años la localidad fue conocida como Les Coves de Vinromansos por una historia que aún está muy viva entre la población covarxina.

Coves de Vinromà Comunidad Valenciana Castellón turismo familiar

______________________________________
Traducció al valencià:

El miracle de Les Coves

El cingle de La Moreria, en les Coves de Vinromà, és un indret impressionant, una magnífica talaia sobre el riu de les Coves i gran part dels paisatges circumdants, que te fortes connotacions històriques i culturals des dels primers pobladors. Testimonis del seu pas són les pintures rupestres en un dels abrics del cingle i les restes d’habitatges dels moriscos, d’on li ve el nom popular.
Però sobre tot, La Moreria ha quedat en la memòria col·lectiva per l’anomenat Miracle de Les Coves en la Cova de la Campana.
Diuen les cròniques que en esta cova, a finals de 1947, se li va aparèixer la Mare de Déu a una xiqueta de 10 anys, anomenada Raquel, i li va dir que tornaria l’1 de desembre, que, com a senyal, convertiria el dia en nit a les 3 de la vesprada, i hi haurien més miracles.
La notícia que es volia mantenir en secret, va córrer com la pólvora, escampant-se per totes les comarques i creant la il·lusió col·lectiva de curacions com ja es deia que hi havia en altres indrets sants, com Lourdes o Fàtima.
La vespra de la data prevista van acudir gents de tot arreu, a peu i en tota mena de vehicles, en una romeria que segons conten va congregar a unes 300.000 persones.
Devots, malalts i acompanyants van omplir els voltants, acampant i amuntegant-se per les vessants de la muntanya i les vores del riu, esperant amb ansietat l’aparició miraculosa, mentres la xiqueta resava al peu de la Cova. Molts van ser qui bevien l’aigua del riu creient-la miraculosa; un aigua provinent de desaigües i on també la gent es banyava i curava les ferides.
Però a l’hora prevista no va ocorre res de res, més que un fred espantós, i davant la desesperança i frustració dels milers de persones i el que pogueren provocar, es va donar ordre a la Guardia Civil per a que prohibira l’accés a la Cova de la Campana. Amb tot açò,
pareix que el veritable miracle va ser que no passara cap desgracia, ni es propagara cap epidèmia.
Encara que aquell dia a La Moreria no va haver cap fet extraordinari es van començar a difondre presumptes miracles. Deia l’ABC el 2 de desembre: “Los fenómenos anunciados repetidamente por la citada niña días pasados no se han producido. Se asegura que han ocurrido varios fenómenos de curación aparente, que están bajo control de varios médicos dirigidos por el Jefe Provincial de Sanidad. Dichos fenómenos han sido: un ciego que ha recuperado la vista, un enfermo de tuberculosis ósea que se siente bien y un mudo que ya habla”. Dies després van ser desmentits per la premsa, però durant mesos molta gent seguia acudint al peu de la cova esperant curació.
L’Església va dir que eren tot imaginacions de la xiqueta, influenciada segurament per haver vist la pel·lícula “La Cançó de Bernardette”, basada en el miracle de Lourdes, però el cas es que després de l’incident Raquel i la seua familia van desaparèixer del poble i durant anys la localitat va ser coneguda com “Les Coves de Vinromansos” per una història que encara està molt viva entre la població covarxina.